A ponerse en forma


El gobierno peruano pide a su policía "bajar de peso" para combatir la delincuencia

Dado los últimos registros en materia delincuencial que indicarían una considerable suba en los índices de inseguridad, potenciado por el accionar de sicarios y extorsionadores en los últimos meses, el gobierno de Ollanta Humala dispuso una medida que alcanza a todos los policías "excedidos" de peso con el fin de que "mejoren" su condición física para combatir el delito. De esta manera, el gobierno se propone estimular la función policial y nivelar la prevención dado el constante reclamo social por la violencia inusitada en las calles de Lima.

En la ceremonia por el día de la Sanidad Policial, el ministro del Interior, José Luís Pérez Guadalupe, manifestó: “En nuestras comisarías ya no tendremos policías gorditos que no pueden ir a correr detrás de los delincuentes (...) Necesitamos efectivos ágiles que estén dispuestos a hacer su trabajo. Así que, los suboficiales, a ponerse en forma. Si no, no hay ascenso, no hay carrera policial y no hay aumento de sueldo”. Según datos oficiales el policía de menor jerarquía gana un promedio de US$ 600 al mes.

Asimismo, Pérez Guadalupe sostuvo que los policías que estén obesos deberán someterse a un análisis y a un régimen para poder ascender de jerarquía. Y advirtió que aquellos efectivos que estén en condiciones de obtener un ascenso de grado deberán someterse a un control médico para determinar si están o no subidos de peso. En caso de comprobarse que los efectivos tengan algunos kilos de más, se les otorgará “un plazo para que recuperen su estado físico”.

“Ya no habrá ascenso inmediato para suboficiales solamente por el tiempo de servicio, sino que habrá exámenes y dentro de estos estará el examen físico”, aseveró el ministro.

Nutricionistas visitarán las comisarías

En consonancia con esta disposición gubernamental, nutricionistas de Sanidad Policial serán los encargados de visitar tanto las comisarías como las unidades especializadas de la PNP (Policía Nacional de Perú) con el propósito de evaluar la alimentación de los efectivos policiales y su condición física.

De esta manera, los nutricionistas serán los encargados de medir los estándares nutricionales para asegurar la ingesta de una dieta saludable que evite el sobrepeso y mejore el desempeño físico de los efectivos.

El director general de la Policía Nacional de Perú, Jorge Flores Goycochea, afirmó que en cada visita del personal médico se evaluará el estado físico de los agentes en función al peso y talla, a fin de prevenir la aparición de enfermedades que deriven de una deficiente alimentación, como diabetes u obesidad.

En tal sentido, Flores Goycochea, añadió: "En un plazo de tres meses esperamos tener un primer informe sobre esta situación". Y en cuanto al personal que se le detecte sobrepeso, el director general aseguró que se le brindará "un tratamiento adecuado en términos nutricionales y de régimen físico", de acuerdo a cada caso.